jueves, 11 de diciembre de 2008

Ud no es existencialista es un patán!!!


Alguna vez se han enamorado de un hombre que al parecer es diferente, es inteligente, hasta alternativo podríamos decir, y a todas luces parece uno de esos de ensueño, el que nos entiende; y empezamos a decirnos que éste es, no puede haber un mejor hombre para mi, él es en definitiva diferente.

En nuestras mentes todo es perfecto y tenemos suerte de encontrar un hombre que no se ve como los demás, no habla como los demás, hasta pensamos en lo cool que es, en todos sus temas de conversación y en lo bien que se le ven esos lentes (siempre los usan, y fijo son de marco negro); nos imaginamos todas las conversaciones existenciales que tendríamos antes de dormir, en los cafés que visitaremos, y en los viajes tan interesantes que haríamos.

De repente el tipo está en un pedestal; y en ese momento, en el que él lo descubre, y sabe cuanto babeamos por él, en ese preciso momento saca el galán tropical que vive dentro de él; se transforma, su autoestima crece a niveles desproporcionados y se vuelve pesado, antipático, todo un galán conquistador; pero chicas cuidado en decirles en lo que se ha convertido, porque aguantaran una chateada incomoda y larguísima, porque ellos jamás podrían ser eso, son demasiado alternativos para ser un galán conquistador, nunca vamos a ganar esa conversación, ellos nunca lo van a aceptar, de hecho lo van a tomar como un insulto, porque ellos son “diferentes”.

Ese va a ser el primer traspié de nuestro intelectual existencialista; pero vendrán más, y más rápido de lo que lo esperábamos, lo único que necesitan es verse en una situación incomoda, que exija un poco de madurez, una situación que los hombres hallarían de alta presión. Y por supuesto que hay una gama grandísima de estas situaciones; claro para nosotras no son situaciones de presión, son lógicas, consecuentes; y voy a poner unos ejemplos para aclarar mi punto:

1. El tipo entro en un momento de tu vida complicado, tienes una relación excesivamente seria pero muy deteriorada, eso en principio nunca les molesto, utilizaron sus palabras de consuelo para enamorarnos, ya la situación esta en un punto crítico; estas dispuesta a dejarlo todo por él y se lo comunicas… desastre!!!.
2. Ya tienes una relación con él, en un principio parece ser perfecta, pero empiezan a intimar emocionalmente, empiezan a involucrarse, en ese momento…desastre!!!
3. Llevan meses saliendo, una vive sola, él también, y pasas demasiado tiempo en su casa, se vuelve tan ilógico pagar dos alquileres si solo usamos una casa, entonces entusiasmada le propones que porque no viven juntos…desastre!!!

En nuestro concepto de intelectual existencialista, creeríamos que el actuará diferente que cualquier hombre; porque seamos sinceras ya sabemos que va a decir cualquier hombre en estas situaciones; frases como, no estamos listos, vamos muy rápido, necesitas tu tiempo, me vienen a la mente; pero bueno, el punto es que esperamos que el hombre “diferente” actué diferente, puede ser que no como en nuestras fantasías, pero si esperamos una actitud más humana, mas romántica y más sensible; pero ERRORRRRR!!! Nuestro hombre perfecto te sale con las mismas frases, no puedes creer lo que esta pasando, estas llorando, te sientes humillada, el tipo esta enfrascado en su estupidez, todo parece la dimensión desconocida, justo en el climax de la situación, en medio de tu odio y desesperación solemos decirle “Es que todos los malditos hombres son iguales”, eso desata la tercera guerra mundial. El tipo ahora vuelve la situación a su favor, él es una víctima, como es posible que lo simplifiques así, él solo piensa en nuestro bien, jamás lo haría para herirnos, uno simplemente no lo comprende, no es que esta pensando como cualquier patán.

Al final del pleito apocalíptico que tuvimos con nuestro hombre “perfecto”, no quedamos en nada y quedamos en el mismo punto muerto, el tipo esta con disfraz de víctima y no le puedes decir nada más, la situación simplemente se congela; y quedamos humilladas sin respuestas y peor que antes.

En conclusión, cuando veamos al hombre diferente, no nos engañemos, es un espejismo, una ilusión, no más que eso, así que hay tratarlo y manejarlo de la misma manera que lo haríamos con cualquier patán, no esperemos más. Los que se creen intelectuales existencialistas, que creen ser más complejos que los demás hombres se equivocan, pueden ser inteligentes sí, pero nada más, son unos patanes igual o peores porque son patanes inteligentes. Y chicas no hagamos la tormenta más grande que al final quedamos peor que al inicio, manejemos las situaciones de “alta presión”, con delicadeza, paciencia y previniendo reacciones típicas masculinas, eso nos va a ahorrar una cantidad bastante impresionante de colerones y lágrimas; nosotras sabemos que tenemos razón, que en efecto todos los hombres son iguales (remítase al post “Saca el Galán Tropical que hay en ti”), tu intelectual existencialista no lo va a admitir nunca, así que no les demos armas para hacerse la víctima; controlemos la situación y tratemos de salir emocionalmente ilesas.

3 comentarios:

The Acunator dijo...

soy nuevo en el blog, lo descubri a traves del burro, leyendo este post me pregunto:
Entonces cual es el tipo de hombre perfecto para uds?? si segun su blog todos somos iguales?

Mina H. dijo...

¡Uf!, esto suena a tragedia personal, en realidad yo aún estoy esperando a mi existencialista, el cual espero no resulte tan patán.

Satanás dijo...

Me parece que eres muy joven e inexperta aún. Quizá te esperan mejores emociones por llegar.